martes, 3 de noviembre de 2015

Apertura Escocesa

Nakamura,H (2620) - Karjakin,S (2576) [C45]
Match Cuernavaca MEX (1), 09.12.2004
[M.I. Boudy Bueno, Julio L.]
C47 

1.e4 e5 2.¤f3 ¤c6 3.d4 exd4 4.¤xd4 ¤f6 5.¤c3 ¥b4 6.¤xc6 bxc6 7.¥d3 d5 8.exd5 0–0 9.0–0 cxd5 10.¥g5 Diagrama

XABCDEFGHY
8r+lwq-trk+(
7zp-zp-+pzpp'
6-+-+-sn-+&
5+-+p+-vL-%
4-vl-+-+-+$
3+-sNL+-+-#
2PzPP+-zPPzP"
1tR-+Q+RmK-!
xabcdefghy

[Esta variante de apertura no estaba en el repertorio de Nukamura, al menos no aparecen partidas de él en la base de datos 2003 actualizada con el TWIC hasta la realización de este encuentro. Sin embargo, a Karjakin si le aparecen dos partidas conduciendo las piezas negras, como veremos más abajo, con lo cuales obtuvo un punto y medio.  Una de las partidas en cuestión siguió 10.a3 Este movimiento le pide explicaciones al alfil pero en realidad es una pérdida de tiempo porque esta pieza en la casilla que ocupa actualmente no cumple ya la función de clavar el caballo y debe retirarse en cualquier momento para d6 o e7 que son casillas más naturales.  10...¥e7 El negro podía considerar el cambio 10...¥xc3 para doblar los peones al tiempo que se elimina una pieza que ejerce presión sobre el centro y en algunas variantes el ¤c3 se dirige al flanco de rey por medio de ¤e2-g3-f5. Pero la retirada actual es buena porque no cede la pareja de alfiles y en comparación con la partida el peón de a3 no representa nada ventajoso para las blancas. 11.¥g5 c6 12.¦e1 h6 13.¥f4 ¥d6 14.£d2 las negras han alcanzado una posición igual en el encuentro Kuzmin,G-Karjakin,S / Simferopol UKR 2003 que concluyó en empate después de 41 movimientos. También se ha jugado por las blancas 10.¤e2 y 10.¤b5.] 

10...c6 

[El beneficio de la jugada realizada por el negro de refuerzo al centro del tablero se puede ver en la variante 10...¥e7 11.¥xf6 ¥xf6 12.¤xd5 ¥xb2 13.¦b1 ¥a3 14.£f3 ¥e6 15.¤f4 £f6 16.¥xh7+ ¢h8 Si 16...¢xh7 sigue 17.¤xe6 recuperando el alfil de a3 porque si el negro juega ahora 17...£xf3 18.¤g5+ deja a las blancas con mayor ventaja. 17.¥d3 como en Weinzettl,E-Zude,E/Munich op9192 1992 donde las blancas alcanzaron una clara ventaja. Otra alternativa buena para las negras es 10...¥e6 que defiende el peón d5 y completa el desarrollo.] 

11.¤a4 

[Como una demostración de la importancia de estudiar los clásicos es que la variante 11.¤e2 se había jugado en la partida Steinitz,W-Zukertort en 1886. ¡Nada nuevo sobre esta variante en este siglo!] 

11...h6 12.¥h4 ¦e8 13.c4 

[La jugada de la segunda partida de Karjakin que aparece en la base mencionada es 13.c3 que aporta una estadística de 38 partidas jugadas con un resultado bastante abultado para las negras con 6 ganadas por el blanco, 17 empates y 15 victorias negras.  La partida siguió 13...¥d6 14.b4 a5 15.a3 ¥a6 16.¥xa6 ¦xa6 17.£d3 ¦a8 Mamedov,R-Karjakin,S/Moscow RUS 2002 en la que el negro ganó en el turno 36.] 

13...¥d6 14.¦c1 ¦b8 15.b3 ¥e6 

[En el presente año se encontró la partida 15...¥f4 16.¦c2 £d6 17.¥g3 ¥g4 18.¥xf4 £xf4 19.£d2 £xd2 20.¦xd2 ¦bd8 21.f3 dxc4 22.bxc4 ¥f5 23.¦fd1 ¥xd3 24.¤b2 ¦d7 con igualdad en la partida entre Karlovich,A y Trabert,B /Athens GRE 2004 pero el negro se impuso en el final consumidos 40 movimientos.] 

16.cxd5 ¥xd5 17.¥c4 ¥f4 Diagrama

XABCDEFGHY
8-tr-wqr+k+(
7zp-+-+pzp-'
6-+p+-sn-zp&
5+-+l+-+-%
4N+L+-vl-vL$
3+P+-+-+-#
2P+-+-zPPzP"
1+-tRQ+RmK-!
xabcdefghy

[Karjakin es el que introduce una novedad a la partida Lautier,J-Campos Moreno,J/Manila olm 1992 que tuvo la continuación 17...¥e5 18.¥xd5 cxd5 19.¦c5 g5 20.¥g3 £d6 21.£c2 ¦e6 22.¦a5 ¤e4 23.¦xa7 ¤xg3 24.hxg3 donde las blancas se impusieron en el lance 34.] 

18.¦c3 ¥e5 

[Consecuente era la ocupación libre de e4 con  18...¦e4  con igualdad. Ahora para las blancas sería un grave error ganar un peón con los cambios 19.¥xf6 £xf6 20.¥xd5 cxd5 21.£xd5?? debido a que pierden una pieza con 21...¦xa4 y la ¦c3 queda sin protección.] 

19.¦c2 £d6 20.¥xf6 ¥xf6

[La avaricia es uno de los errores típicos en las partidas donde el cálculo de variantes está por debajo del nivel. Es un error grave 20...¥xh2+? 21.¢h1 y las negras están obligadas a toma en f6 y con cualquiera que lo hagan perderían material. 21...£xf6 (si se rompe la estructura de peones para mantener defendido el ¥h2, seguiría 21...gxf6 22.¥xd5 cxd5 y ahora tranquilamente 23.g3 quedando atrapado el alfil.) 22.¢xh2 (ganando por la gran ventaja material. Sin embargo, hubiera sido un error la intermedia 22.¥xd5 por 22...¥d6 que amenaza ...,£h4+ con mate en h2 23.¥xf7+ forzado 23...¢xf7 con una sana igualdad.)

21.¥xd5 cxd5 Diagrama

XABCDEFGHY
8-tr-+r+k+(
7zp-+-+pzp-'
6-+-wq-vl-zp&
5+-+p+-+-%
4N+-+-+-+$
3+P+-+-+-#
2P+R+-zPPzP"
1+-+Q+RmK-!
xabcdefghy

 En la posición alcanzada las negras tienen una ligera ventaja que consiste en el peón pasado, que está aislado pero no bloqueado, y la movilidad de su alfil con relación al caballo. No obstante el negro debe jugar con cuidado para que su peón central no sea objeto de ataque, al tiempo de mantener la mayor cantidad posibles de piezas porque en el final esta debilidad se acentúa mientras que el 2 contra 1 que existe en el extremo del flanco de dama, puede ser decisivo en un final de reyes y peones puros.

22.¤c5 

El blanco comienza el reciclaje de su caballo hacia el centro de la lucha. 

22...¥e5 23.g3 

Es lógico que se deben colocar lo peones en casillas del mismo color que el alfil contrario. Este principio ayuda muchas veces para pasar al final de la partida. 

23...¦bc8 24.¤d3 ¥c3 25.¤f4 

Incitando al avance del peón para bloquearlo en d3 lo que provocaría que la actividad del alfil se vea limitada. 

25...d4 26.£d3 ¥a5 

[Queriendo darle movilidad a su pieza menor, el negro comete una imprecisión que permite al adversario igualar las acciones. Era mejor para ellas disponer las torres para doblarse en cualquiera de las columnas abiertas por medio de 26...¦c5 27.¤e2 £f6 28.¤xc3 ¦xc3 29.¦xc3 dxc3 30.¦c1 ¦c8 manteniendo la ligera ventaja de la posición por lo molesto que es la cuña en c3 que mantiene esclavizada a las piezas blancas.] 

27.¦c4 

[Mientras más piezas se cambien las mejores posibilidades en el final van pasando al blanco. Por ese motivo es que el cambio 27.¦xc8 ¦xc8 28.¦d1 era la línea ideal para este fin, sin deteriorar los peones del flanco de dama. Es claro que el blanco tal vez quería brindarle a su caballo la casilla d5, pero la realidad es que la casilla d3 es la predestinada para ella.] 

27...¦xc4 28.bxc4 £e5 

[El negro debió pensar en el bloqueo del peón pasado blanco con la reubicación del alfil tras 28...¥b6 29.¤d5 ¥c5 y su posición es más cómoda que la del blanco, aunque no se puede hablar de ventaja concreta para alguno de los jugadores.] 

29.¦b1 ¥c3 

[El alfil debe mantenerse en la diagonal a7-g1 por lo que debió jugarse 29...¥b6 con plena igualdad.] 

30.¦b7 Diagrama

XABCDEFGHY
8-+-+r+k+(
7zpR+-+pzp-'
6-+-+-+-zp&
5+-+-wq-+-%
4-+Pzp-sN-+$
3+-vlQ+-zP-#
2P+-+-zP-zP"
1+-+-+-mK-!
xabcdefghy

 El tiempo comienza a cambiar favorablemente para las blancas. Su torre está más activa al igual que el caballo. El peón 'c' no tiene al bloqueador y el alfil ocupa una casilla donde su única función es defender su peón. Estos detalles son al menos suficientes para comenzar a preocupar al negro. 

30...¦e7 31.¦b5 £d6 32.¤d5 Diagrama

XABCDEFGHY
8-+-+-+k+(
7zp-+-trpzp-'
6-+-wq-+-zp&
5+R+N+-+-%
4-+Pzp-+-+$
3+-vlQ+-zP-#
2P+-+-zP-zP"
1+-+-+-mK-!
xabcdefghy

 Si observamos esta posición con relación al diagrama de la jugada 21 de las negras, podemos observar el cambio sustancial de las piezas menores. Ahora el caballo ocupa una posición fuerte en d5, mientras que su contrario posee un alfil destinado a la defensa de d4 y carente de actividad. 

32...¦e6 33.¦b7 ¦e8

[La torre en esta casilla está mejor. No es conveniente  33...¦e1+ ya que el rey blanco está bien colocado luego de 34.¢g2 y la torre negra tendrá al fin y al cabo que regresar a e8.] 

34.£f3 

[El peón de a7 está sentenciado por lo que no hay apuro en capturarlo. Con el movimiento de la partida se mejora la posición de la dama. Lo que sí es claro que el blanco no debe caer en la trampa del peón clavado con la captura 34.¤xc3 porque la intermedia 34...¦e1+ 35.¢g2 £c6+ les haría perder la calidad.] 

34...¦f8 35.¦xa7 

La situación se va poniendo crítica para las negras que ahora cuentan con un peón menos a lo que se suman la pasividad de sus piezas y le nulidad de contra juego activo. El resto es una muestra de la materialización de la ventaja blanca. 

35...¥b4 36.£f5 ¥c5 37.¦c7 

Con la amenaza de ¦xc5 basándose en el tema del jaque en f6 ganando la dama en el caso que esta capture la torre en c5. 

37...¥a3 38.c5! 

Esta es en realidad la amenaza oculta de las blancas. Su peón se pone peligrosamente cerca de la promoción y lo más importante que aleja la dama de la casilla c7 para realizar una maniobra combinativa que veremos a continuación. 

38...¥xc5 

[38...£a6 39.¤e7+ ¢h8 40.¦c6 £e2 41.¤g6+ ganando fácilmente.] 

39.¦xc5! g6

[Concretando el comentario anterior en caso de 39...£xc5 la dama queda sin defensa después de 40.¤f6+ produciéndose un ataque a la descubierta a la dama pero ¡con jaque!] 

40.¤f6+ ¢g7 

Parecería que todo se puede resolver, la dama y el caballo están atacados pero... 

41.¤e4 

pone de manifiesto la debilidad que representa tener piezas sin defensa. La dama negra es atacada y el caballo está a salvo. 

Las negras abandonaron. 1–0