sábado, 22 de septiembre de 2018

CAPÍTULO VI IMPORTANCIA DE LA CONFORMACIÓN DE PEONES

Games
[Event "Moscow"] [Site "?"] [Date "1925.??.??"] [Round "?"] [White "Rabinovich, Ilya Leontievich"] [Black "Romanovsky, Peter Arsenievich"] [Result "0-1"] [ECO "E23"] [Annotator "R. Grau"] [PlyCount "42"] [EventDate "1925.??.??"] {CAPÍTULO VI IMPORTANCIA DE LA CONFORMACIÓN DE PEONES Sabemos de qué manera se vulnera un enroque largo y cómo del duelo de ataques de similar fuerza entre un sector y otro resume siempre mayor caudal de peligrosidad el que se orienta hacia el ala de la dama. Pero bueno es que destaquemos algunos principios generales que faciliten la tarea analítica del aficionado. Podríamos establecer, por ejemplo, que el enroque largo es generalmente más peligroso para las blancas en las posiciones que se derivan del gambito de la dama que en las aperturas del peón rey, por el hecho de que tienen avanzado el peón "c", y este avance deja a merced del adversario la diagonal b1-h7. Igualmente podríamos establecer que en su mayoría los riesgos que se derivan de este enroque surgen de la facilidad que tiene el adversario para abrir una columna sobre el rey; de lo que se desprende que no es prudente enrocarse largo cuando se ha avanzado el péon "c" y tampoco cuando el adversario puede cambiar rapidamente sus peones. ALGUNAS CONCLUSIONES De esto surge lo siguiente: que para enrocarse largo sin riesgo hay que disponer o de un buen contraataque en el ala rey que impida al adversario hacer lo que se le ocurra, o estar muy simplificada la situación, o tener los peones del ala del rey vulnerados o desarticulados. Esto desde el punto de vista del atacado, que del atacante es de otra cosa. El que ataca un enroque largo debe tratar de conservar los alfiles a toda costa, pues de la acción cruzada de los mismos surge buen número de combinaciones de mate. Además, debe tratar en lo posible de dominar la columna "d" para quitarle retirada al rey y forzar el avance de algún peón del enroque, especialmente el "c". UNA PARTIDA EXTRAORDINARIA Veamos ahora un ejemplo completo. Se trata de una partida jugada por dos maestros rusos que tuvieron su auge en época anterior a la soviética: Rabinovich y Romanovsky, llevando las blancas el primero.} 1. d4 Nf6 2. c4 e6 3. Nc3 Bb4 {La jugada de las negras es el sistema moderno más racional para apoderarse con las negras de la casilla e4. Obsérvese que al vulnerar el caballo blanco que toma ese cuadro, este queda a merced del caballo negro de f6.} 4. Qb3 c5 5. dxc5 Nc6 {Y llegamos a la conclusión de que en 1926 se sabía lo mismo que ahora de la defensa Nimzovich.} 6. Bd2 ({ Actualmente se juega en esta posición} 6. Nf3 {, pero dudamos de que sea superior a la del texto ...}) {...ya que ahora no es posible la replica ..., Ce4, que tanto molesta en la variante normal.} 6... Bxc5 7. e3 O-O 8. Nf3 d5 { Después de la amenazadora variante Nimzovich se ha llegado a una especie de variante ortodoxa del gambito de la dama, en la que están un poco mejor las negras por el dominio del punto e4 y por el hecho de que tienen ventaja en el centro, derivada de la existencia de un peón en d5. EL DUELO A MUERTE} 9. O-O-O {Y aquí se produce el desnivel estratégico. Las blancas han realizado una jugada muy delicada que gravitará fundamentalmente sobre el curso ulterior de la partida. El enroque que efectúan es muy valiente y hasta, si se quiere, tentador, por cuanto económicamente colocan la torre en d1, vulnerando el peón central enemigo, y se libran de las dificultades que el enroque en el ala del rey les reportaría, pues para realizarlo habría que perder un tiempo. Pero ¿han colocado en realidad el rey en lugar seguro? Este es un grave dilema si se considera que la columna "c" está semiabierta y la diagonal b1-h7 está igualmente a merced de la posible acción del alfil dama negro. Es evidente que el blanco tratará de atacar en el flanco rey, pero también es evidente que hay más debilidades en el ala dama blanca y que las posibles que se produzcan en el enroque negro hay que principar por crearlas. Pero el duelo está planteado y la lucha será de vida o muerte.} dxc4 10. Qxc4 Qe7 11. Bd3 Nb4 {La partida es interesante. Rabinovich ha colocado su alfil en la diagonal vital b1-h7 para evitar que el adversario haga lo mismo con su alfil dama, y además preparando un ataque sobre el enroque enemigo. Para llevarlo a efecto debe avanzar su peón a e5, de acuerdo con los principios por nosotros enunciados, el central de los cuales indicaba que es necesario, para poder iniciar una ofensiva, desalojar primero el caballo de f6 del bando atacado.} 12. Bb1 b6 13. Qh4 {Y mientras las negras tratan de sacar el alfil dama para darle además juego a la torre desde la columna "c", el blanco orienta sus baterías hacia el enroque adversario, que sólo está defendido -¡y en que sólida forma!- por el caballo de f6. LA MANIOBRA ESTRATÉGICA} Ba6 $1 {Muy hábil. Romanovsky intenta con esta maniobra eliminar el alfil rey enemigo para atenuar en tal forma el ataque conjugado de esa pieza y la dama sobre el cuadro h7, y además para comenzar a reducir el campo de retirada del rey enemigo, apoderándose él con su alfil de la importante diagonal.} 14. e4 {Comienza a manifestarse la contraofensiva blanca.} Nd3+ (14... h6 $11) 15. Bxd3 Bxd3 16. Bg5 {Sin duda las blancas han jugado muy bien. a primera vista todo pareciera indicar que están mejor por la fuerza incontenible del avance e5, ya que ahora atacan al alfil de d3 y el negro debe perder un tiempo para apoyarlo. Pero se pondrá en evidencia en esta partida, y de magnífica manera, la mayor debilidad natural del enroque largo en las aperturas del peón de la dama.} Rfd8 $1 {Comienza a prepararse la notable combinación. ¡El negro coloca una torre en la diagonal ya vulnerada por el alfil blanco! LA COMBINACIÓN CONOCIDA} 17. e5 Ba3 $3 { Y nuevamente surgió el tema de combinación de los alfiles como medio de ataque sobre el enroque largo. El doble ataque da a la lucha notable relieve y la pérdida de un tiempo puede ser decisiva.} 18. exf6 $6 ({La maniobra justa habría sido} 18. Rxd3 Rxd3 19. Kc2 $1 Qc5 20. Kxd3 Bxb2 21. Qd4 Qc7 22. Nd5 $1 {, con mejor partida.}) 18... Qc5 {[%cal Rc5c3]} 19. Bd2 {Para evitar Dxc3++.} Bg6 $1 20. Qa4 {Obsérvese cómo el alfil de a3 sigue entregado y no puede ser capturado, porque se produciría el mismo mate del ejemplo anterior.} b5 $3 { El golpe de gracia. Esto obliga o a capturar el peón, a lo que seguiría un mate de notable vistosidad, o a tomar el alfil, lo que también permitiría a las negras ganar, aunque de sobria manera.} 21. Qxa3 $4 ({Si} 21. Qxb5 Rab8 {.} ) ({Si} 21. Qb3 b4 22. bxa3 (22. Be3 $11) 22... bxc3 23. Bxc3 Rdb8 $19) 21... Qf5 {Y las blancas abandonan,} (21... Qf5 {pues si} 22. Qb3 Rac8 {[%cal Rf5b1] , seguido de Db1++. Se observa en el remate de esta partida el preponderante papel que ejercen los alfiles, la columna "c" abierta y, lo que es más valioso, el dominio de la diagonal b1-h7, que resulta por cierto el verdadero talón de Aquiles del enroque largo.}) 0-1